frankapilla.com \ REFLEXIONES \ ESCENOGRAFÍA EN EL MUSEO
 

DE ESCENOGRAFÍA DE CINE A EXPOSICIÓN:
PARTE DE NUESTRA NAVE EN EL MUSEO DEL AEROPUERTO




La primera vez que entré al Aeromuseo del aeropuerto de Málaga, vi una pared con fotografías de personalidades, mecenas, colaboradores, donde ponía "Amigos del aeromuseo", cada uno con un mes y año. Jamás en la vida (os lo prometo) se me hubiera ocurrido pensar que mi foto la iban a colocar allí un año después (2016). Es un gesto que agradezco al museo, pero que no olvido que ha sido gracias a todos los que han participado con su labor en este proyecto "Matryoshka". Os cuento sobre nuestra relación con este fantástico museo.

Resulta que a final de 2015, conforme íbamos rodando "Matryoshka", los responsables del museo del aeropuerto de Málaga iban observando el resultado de nuestra escenografía. Estaban encantados con la apariencia de la nave así que llegamos a un acuerdo fenomenal y beneficioso para ambas partes: al terminar el rodaje, íbamos a donar la nave espacial al museo, para disfrute de los turistas, pero no para su uso en otras producciones.

Hay que aclarar que la nave de nuestra producción es enorme, por lo menos así se verá en pantalla, ya que la nave completa constaba de tres escenografías grandes -aunque sólo se halla una parte en el museo-. Pero la primera parte es la que se donó al aeromuseo ya que es la más vistosa con todos esos botones, pantallas, etc. Además, incluso este primer módulo era el triple de grande cuando la construímos, porque nuestra idea era que cupieran las actrices, el cámara, los aparatos, las luces, etc. Pero el museo consideró estrechar su tamaño por cuestiones de espacio en la sala de exposición y por evitar que nadie entrase. Si de alguna manera (realmente imposible) se pudieran poner juntas las tres escenografías originales, el tamaño aproximado sería de 15 metros de largo. Unos tres para el primer módulo (Matryoshka), unos siete para el segundo módulo (el pasillo cilíndrico) y unos cinco para el tercer módulo (Tryoshka).

Jordi, que fue uno de los que nos ayudaron a construir la nave la primera vez, fue el encargado de reconstruirla de cara al público. La escenografía (cuando aún era escenografía para el rodaje) se construyó en el edificio llamado "Centro de interpretación" del Museo del aeropuerto. Se llama así por todo lo concerniente a la interpretación de mapas y audiovisuales, pero a nosotros nos hacía gracia por lo de la "interpretación actoral". El último día de rodaje, desmontamos con mucho cuidado el decorado y transladamos todas sus partes hasta otro edificio. Allí, Jordi re-compuso la nave (ese tercio de nave), añadiendo una pantalla con el tráiler en bucle, algunas luces más, una mampara de metacrilato, una pared trasera algo diferente (ya que la original estaba compuesta por las enormes almohadillas con la que la Soyuz está acolchada), un techo y todo lo necesario para que se conviertiese de escenografía de cine a exposición para turistas.

El resultado fue algo diferente y más pequeño que nuestra creación, pero igulamente atractivo y excelente. Jordi captó muy bien la idea de lo que es una cápsula Soyuz. La primera idea acertada fue la de reducir su tamaño en un 50 por ciento o más, ya que nuestra construcción tenía gran espacio para poder meter cámara, cables, micrófonos, etc. Otro detalle bonito, detrás de la ventanilla, Jordi colocó una fotografía retroiluminada que daba la sensación de ser la Tierra desde el espacio, un truco genial que incluso yo hubiese usado en el rodaje de haberlo conocido, aunque nosotros también usamos otros trucos interesantes.

LA NOCHE EN BLANCO

La exposición se inauguró en la ya famosa "Noche en Blanco" (mayo 2016), con más de mil visitantes durante aquella noche. Parece que a estas alturas la Noche en Blanco me es propicia y me busca, es decir, nunca me he adentrado por saber exactamente cómo funciona o todas las actividades que contiene, simplemente me he dejado llevar y la he disfrutado, pero misteriosamente todos los años he podido mostrar parte mis obras en esta fiesta nocturna local, ya sean tráilers, proyecciones completas, exposiciones de carteles o en este año, exposiciones de la escenografía. 

Desde la Noche en Blanco, está permanentemente abierta al público. Para el Aeromuseo, se trata de una fecha especial porque reciben muchas visitas y les permite darse a conocer aún más. Por eso querían tener lista la exposición de la nave justo para eso día, al igual que otras inauguraciones que tuvieron lugar ese día (un simulador de pilotaje muy avanzado, unas charlas con pilotos, etc). Era una fecha perfecta para mostrar nuestro aporte.

EXPOSICIÓN PERMANENTE

Esa parte de la nave fue cedida en común acuerdo con el equipo que se encargó de su construcción, pensamos que después de rodar, el mejor lugar para conservar la nave era allí donde se había construído. Además los gerentes del museo estaban encantados porque esta nueva pieza era un bonito rincón para la sala que están diseñando dedicado a la aviación estratosférica. 

Allí se instaló esa parte de la nave, aunque avisamos y dejamos claro, que la escenografía ha sido cedida únicamente -para el disfrute del visitante- pero no para otras producciones cinematográficas, para eso ya está nuestra "Matryoshka". Es una pequeña cláusula con la que pretendemos únicamente dignificar un trabajo de forma exclusiva para los que han participado de forma altruísta en esta creación; de ésta manera preservamos la exclusividad de la obra y como he dicho, la dignidad de un trabajo hecho en común.

Os animamos a todos a que visitéis el "Aeromuseo" de Málaga, situado junto al aeropuerto.

Fran Kapilla
Mayo 2016

frankapilla.com

 
| Principal | Filmografía | Fotografía | Curriculum | Reflexiones | Entrevistas | Dibujos | Libros | Contacto |