Principal > Reflexiones > Pasajes
Mayo, 2008

 

 


Operador de cámara en "PASAJES"

A finales de mayo, los cuatro grupos del módulo de Iluminación hicieron sus shows particulares donde ponían en práctica la iluminación. Recuerdo que mi grupo hizo una cagada monumental al estilo operación triunfo, pero bueno, no me quedó más remedio que aguantar el rollo como pude. Sin embargo, si hubo una práctica que mereció la pena fue la que hizo el grupo de Jon Rivero, "Pasajes".

Jon Rivero escribió esta obra de teatro en los últimos días del curso. Una pareja que tiene sus desaciertos y sus vivencias íntimas. Protagonizado por el propio Jon, Ana, Txema y Alejandra. El resto del grupo maniobraba la iluminación, atrezzo, decorados e incluso proyector con video. Todo para que fuese de acorde con la obra y la música.

Yo por mi parte, me llevé mi panasonic agdvx100 y grabé la obra íntegra. Menos mal que no paré la grabación ni para encuadrar la imagen, porque sabía (es que soy la leche), sabía que Cristina iba a tomar planos de pocos segundos y a pausar la grabación una y otra vez. De este modo, Jon pudo hacer el montaje, metiendo algunos insertos de la otra cámara cuando yo enfocaba otro objeto.

Me gustó mucho la obra y me sorprendió; sobre todo la parte de Feeling good (no desvelaré nada del final). En ese momento me di cuenta de dos cosas: Jon se había esforzado al máximo para sacar la obra adelante, de hecho merece la pena llamarse "Pasajes" de Jon Rivero, y no "Pasajes" práctica del grupo S15. Y la otra cosa, desde un punto de vista más negativo, es que vi que algunos miembros de su grupo se sentían desplazados por Jon en cuanto a la autoría de la obra y su realización. Pero son cosas que no merece la pena recordar, hay que quedarse con los buenos recuerdos, por lo menos de cara a los extraños.

Me gustaría añadir, que me parece que la obra de teatro de B corta; "Él y ella" del Capitán Patito de Benalmádena, influyó mucho en la creación de Pasajes. Ambos tienen llamada teléfonica con video incluido; la historia tiene cierta semejanza y el sentimiento del final que me transmitió, ese infierno apocalíptico y horrible de "Él y ella" me recordó mucho al de Pasajes. Pero ¿quién está libre de inspiraciones ajenas? Además, aunque el look fuese parecido a "Él y ella", Jon tenía escrita esta obra mucho tiempo atrás.

En cuanto al decorado, establecieron tres localizaciones que se iban iluminando según su importancia. La discoteca, la casa y el exterior. Todo muy bien coordinado, juego con sombras y siluetas, con tonalidades que van de frías a cálidas y el decorado muy creíble. Merece ser vista y disfrutada.

Fran Kapilla

 
Fran Kapilla.com (c) 2005-2009
Crónicas | Curriculum | Archivo | Mis Libros | Fotografía | Reflexiones | Contacto