Restauración digital profesional 8 mm de 1977; boda de mis padres

bodapadres02
original / resultado

En el 2015 digitalizo la boda de mis padres, desde un viejo rollo de cine 8 mm grabado 38 años antes, en 1977. Pero lo más importante y trabajoso: retoco digitalmente cada uno de los planos, limpiando granulación muaré, añadiendo más luz en las caras (edición por capas), nivelando los contrastes y los colores plano por plano. El resultado es mucho mejor que el original, es como debía haberse visto la boda en su fecha si la hubiese retocado un estudio profesional de cine en su momento; hoy, más asequible de hacer gracias a la tecnología digital.

bodapadres05

Llamé a mi amigo Ángel Madrid para que me hiciera un favor: encontrar un viejo proyector de Súper-8 mm para capturar una cinta muy especial. No se trata de ninguna película artística, nada de composición, nada de interpretación y menos aún de cine. Si en algo se parece al cine esta cinta es que está grabado en el sistema de 8 milímetros de la época. Sin embargo, aún así, os repito que es una cinta muy especial, se trata de la boda de mis padres.

1977. Mis padres se casan en la ciudad de “Silla” (Valencia) y el fotógrafo de dicha localidad les hace unas fotos normales y cinco minutos exactos de grabación en Súper-8 mm que son horrendos. Una grabación que puede quedar como ejemplo de algo mal rodado (y de verdad que soy indulgente con este tipo de trabajos), pero os aseguro que es espantosa, le faltan absolutamente todos los momentos claves de la boda (los anillos, el “si quiero”, la tarta, el baile, etc), los planos están fuera de foco, quemados y/o subexpuestos. Y para colmo, de los cinco minutos existentes, se registran algunos comentarios inoportunos y quedan familiares muy importantes (como el novio y otros) que apenas aparecen. Se nota que quien grabó no se esforzó por decirle a las personas “un beso, un abrazo, unas palabras bonitas, un brindis, póngase aquí..”. Me parece que ni incluso la fecha (1977) es excusa para hacer algo tan malo. Las sesiones de fotos si que tienen cierta calidad, las conservan bien; pero esta cinta 8 mm estaba un poco olvidada porque era demasiado breve y demasiado mala.

Me propuse un pequeño proyecto de reconstrucción aunque viendo el material, realmente es un gran reto. Supongo que esto no me va proporcionar ningún beneficio artístico, pero me va a dar dos cosas: reafirmar cierta maestría en retoque digital de vídeo y la satisfacción de mis padres al ver de nuevo su boda de una manera muchísimo mejor.

Así que, volviendo al inicio del relato, mi amigo Ángel Madrid me puso en contacto con el Centro de la Tecnología e Imagen de Málaga. Cuando me lo dijo, me sentí un poco mal porque pudiera parecer que quería ahorrarme el dinero de una captura en cualquier tienda de fotografía. Sin embargo, el CTI era perfecto, porque sabía que la captura que me harían sería perfecta técnicamente, lo más nítida posible y de una manera digital absoluta. Además, que al ser una película con casi cuarenta años y un proyecto de reconstrucción interesante para ceder en proyecto abierto al CTI, acepté esta ayuda tan fantástica.
Después de limpiar la lente del proyector, enfocar correctamente, ajustar velocidades y el programa de captura en la máxima calidad, pasamos a la captura. Cinco minutos exactos. A la calidad anteriormente citada, hay que añadir desgastes de los fotogramas, traqueteos, partículas de polvo incrustadas y una pérdida de colores que han derivado a un verdoso general. La reconstrucción (tal y como yo la pretendo) iba a ser más difícil de lo que pensaba. Pero creo que merecería la pena.

 

¡Manos a la obra!

Primeramente y el paso más sencillo, es balancear el color hasta llegar a unos tonos neutrales y realistas. Lo hago por escenas y no en conjunto; siempre me gusta trabajar por escenas o por planos, cada plano es un mundo.

Segundo, ajusto los niveles de brillo y contraste. Igualmente, cortando plano a plano, porque cada uno es diferente. Se trata de un ajuste general, porque os explico: hay planos donde algunas zonas se ven quemadas y otros oscuras dentro del mismo fotograma. Por ejemplo, cuando van caminando por la calle, lejos la calle se ve a punto de convertirse en un blanco nuclear y las figuras, en sombra, a punto de ser siluetas negras. Así que paso al tercer paso.

Tercero, recorto y separo mediante máscaras, las figuras de los fondos. Eso me permite retocar mediante varias capas el mismo cuadro. Igualar niveles, brillos y contrastes. Este es el trabajo más tedioso y largo, porque hay que tener paciencia para recortar las máscaras en movimiento creando diferentes capas con las que trabajar luego. El fotógrafo tampoco usó trípode y eso se nota.

Cuarto, arreglamos el tema del movimiento y el traqueteo, más o menos es fácil por ciertas herramientas automáticas.

Quinto, quitamos las partículas más horrendas, más o menos es sencillo, lo que hago es clonar pequeños trocitos de video cercanos a las partículas y ponerlos encima de estas. Bien hecho, es como clonar con photoshop, eso sí, en movimiento continuo y dificultoso.

Sexto, añado una nitidez forzada digital a la capa que tenía recortada de las figuras. Es maravilloso ver los rostros nítidos y claros. Para la granulación forzada, aplico levemente unos filtros de “desenfoque gausiano” en las zonas interiores de las figuras, sin llegar a tocar los bordes ni los rostros. Eso limpia.

Séptimo, quitamos algunas partes de audio donde se oyen voces de la fiesta que particularmente no me gustan. No hay cosas malas, pero en un vídeo de boda siempre hay que sacar los momentos más bellos y alejarse de los chistes cotidianos o de algunas palabras grabadas inoportunamente. Éste es el punto que moralmente da que pensar ¿hasta que punto es bueno arreglar las voces? ¿belleza eterna o recuerdos históricos? Después de mucho pensarlo, considero que es mejor mantener un recuerdo bello y que las voces no son cruciales como las de un presidente del gobierno ni de la firma de ningún edicto. Así que siguiendo mi instinto, arreglo también el audio, añadiendo sonidos de otras bodas que varios amigos me han pasado: comentarios lejanos, brindis, sonidos del arroz, de gente aplaudiendo, etc.

Octavo, empiezo a retocar el resultado añadiendo cámaras lentas, nuevos planos creados gracias a fotografías a las que le he dado movimiento, algunos planos de Valencia en 1977 que me han pasado. (A este paso van a tener que contratarme en la serie “Cuéntame” para recrear efectos).

Noveno. Le añadimos la música adecuada. La cinta original sólo tenía una música espantosa que parece hawaiana en la cabecera de inicio donde se ve el logotipo (con poco acierto de diseño) del fotógrafo. La cabecera la elimino directamente, me permito dejar en el olvido a este señor al que se le pagó por un trabajo que solamente se ha podido arreglar cuarenta años después. A mi madre le gusta el concierto de Aranjuez, así que en algunos momentos se la añadimos. En este sentido tenía una duda ¿música moderna o música de la época? Si lo pensáis bien, es difícil de contestar. Por eso voy a optar por la música clásica como el Concierto de Aranjuez y algo de violín.

Décimo y último. Exportamos el vídeo resultante en un pendrive y un BluRay. La familia ya puede disfrutar de algo muy muy mejorado. Llevamos al CTI de Málaga, el resultado de este pequeño proyecto, y por supuesto regalo a mi amigo Ángel Madrid una fotografía grande que hice en Madrid, su ciudad querida; foto que en su día me dijo que le gustó mucho.

Si comparo los dos vídeos (el original del 8 mm y el retocado digitalmente), las diferencias son muchas. Un mejor resultado creo que se acerca casi a lo imposible. Creo que he hecho por este vídeo todo lo que se podía hacer, por lo menos con la tecnología actual. Ahora se puede disfrutar con una mejor visión y un montaje más exquisito.

 

bodapadres00

bodapadres01

bodapadres02

bodapadres03

bodapadres04

Comentarios relacionados y/o interesantes >

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s