MAKING-OF “La ciudad inclinada”

[<]

Una nota sobre los actores
(escrito en 2010)

A la actriz principal, Alicia Saleh, la conocí en 2009 mientras grababa un teatro de la compañía Nikonpongo Brown. En ese momento vi a una actriz excepcional. Me gustaría señalar que Alicia es una gran dramaturga aunque ha tenido poco contacto con el mundo audiovisual, por lo tanto, ese acercamiento al cine ha sido en buena parte otra lección más de su profesionalidad.

Sobre Sergio Ocón, con quien ya tuve oportunidad de trabajar en “Aléjese del área” y “Galería 291” de Jon, sabía que se iba a meter en el papel perfectamente y su participación fue una experiencia grata, tranquila y entretenida.

Y sobre Lorena Blaze, tal vez quien pueda llamar más la atención tanto por su personaje tanto por su carácter activo en la vida real, se trata de una modelo alternativa profesional y fotógrafa que hace su primer debut con este cortometraje. No tuve dudas que Lorena sería ideal para este papel, el del androide futurista con estilo de muñeca.

En suma, tres grandes actores, tres personajes llamativos, con una fuerte personalidad trazada que se va viendo poco a poco.

Fran Kapilla 2010 (La ciudad inclinada)

La banda sonora está creada por el compositor Jose Ojeda Artieda; quien adaptándose a la historia intimista, tranquila, melancólica, fue capaz de crear estas piezas originales para su banda sonora.

Son seis composiciones precisas, tranquilas y muy sentimentales. Creadas con la genialidad que siempre caracteriza a Jose Ojeda. Creo que no habría otra banda sonora mejor que la que él ha creado para éste cortometraje, realizada detallísticamente mientras se suceden las imágenes.

 

Unas palabras del director.

Cuando me propuse realizar este cortometraje ya me habían dicho que me iba a costar el doble de esfuerzo, puesto que retratar la ciudad de Málaga en futuro relativamente cercano (cien, ciento cincuenta años) podía acarrear que el público lo mirase con lupa debido a que salen cosas reconocibles hoy día. Sin embargo no me importaba por dos razones: primera porque este corto es el resultado de un ejercicio de clase de FP así que tenía ese comodín moral de que si algo salía mal (como los festivales) todo era parte de un proyecto menor; y segundo porque cuando trabajo con mi gente, hacemos las cosas, las acabamos, y además bien.

Me gustaba decir que este corto lo hice para dedicarlo a los malagueños; como sabéis yo vengo de fuera, hay por ahí alguien que dijo: “El cineasta valenciano que con este corto ha hecho fallas con Málaga” y en la tele: “No se ha inaugurado el metro aún y ya te lo has cargado”. Creo que este ha sido mi primer y último corto con guión ambientado en Málaga (normalmente me gusta dar otros ambientes más lejanos); así que considero haber aportado mi granito a esas películas malagueñas que hablan de su ciudad.

Hoy, cuando la gente me hace comentarios sobre varios aspectos del corto, no sale el tema de “¿parece el futuro?” y se da muy por sentada su credibilidad; yo me pongo contengo, ya que pienso que cumplí el objetivo: ambientar una historia en una época inexistente, en unas condiciones también inexistentes y que se tomase como “creíble” para los espectadores. Esto era lo que más me preocupaba.

Rodar un cortometraje así no es fácil, y no me estoy refiriendo sólo a la integración de efectos de postproducción (gran labor de Javi Ramos por cierto). Mucho más allá de los diálogos poéticos, del argumento, de la construcción de los personajes, de efectos, etc, hay una labor de documentación que pocos suelen advertir. Preguntas básicas que hay que hacerse, pero al fin al cabo preguntas importantes: ¿cómo sería el clima en el futuro? ¿qué desastre podría haber ocurrido en Málaga para que todo estuviese muy mal? ¿en qué estado y como realizar los edificios en ruinas que podrían quedar en pie? ¿qué texturas usar para el contexto? ¿qué tipo de energía autónoma podría alimentar el edificio donde está la protagonista? ¿porqué podría seguir funcionando esta energía sin los medios actuales? ¿cómo serían los androides? ¿cómo sería un sistema de música? ¿cómo podría tener una ventilación y oxigenación en la casa donde vive? y lo más importante de todo ¿en qué estado estaría toda la tecnologia futurista (que aún no existe) tras una guerra donde todo está medio roto?

Con esas preguntas es como nació y se fue desarrollando el guión. Luego, en ese contexto es donde situamos a los personajes, a Nila, por ejemplo, que es una superviviente, que tiene para ella sola la ciudad y que la recorre para ir recogiendo objetos de otras épocas como películas de cine (otra pregunta importante es cómo sería el soporte del cine en el futuro, nosotros elegimos tarjetas, por su facilidad en pantalla y además rápidamente identificables). Y además donde vive Nila vemos carteles creados expresamente por el diseñador Javier Acedo para este corto; carteles propagandísticos de esa guerra futurista (que no los llegué a filmar) y otros como “46 FESTIVAL DE CINE 3D DE MÁLAGA”, con una biznaga en 3d al lado. “METRO DE MÁLAGA, VIAJANDO HACIA EL SIGLO XXII”. O el que más me gusta debido a su rareza hoy: “2016-2036 20º ANIVERSARIO CIUDAD DE LA CULTURA” y un diseño muy bueno con rostro de Picasso en algunas partes cubistas y otras fundidas con elementos futuristas.

Sobre las imágenes del storyboard que he puesto por aquí son una pequeña muestra de los montones de dibujos que hice en su día y que se corresponden con cada uno de los planos del corto. Sin embargo, escanear todo el cuaderno y subirlo es un tiempo que he de encontrar cuando tenga más agenda (ya sabéis que estoy liado con más proyectos).

En fin, desde aquí quiero dar la gracias a todo el equipo que participó en este sueño. Creo que es un trabajo de ciencia ficción independiente de bastante calidad y que con el tiempo se revalorizará aún más. Aunque espero que este cortometraje sirva, por lo menos, para que el público receptivo lo disfrute y para que nos hagamos plantearnos una máxima que no debemos olvidar: cuidar nuestro mundo, cuidar nuestra ciudad.

Fran Kapilla, 23 Abril 2010.

DIARIO DE RODAJE
(escrito en el año 2010)

Comenzamos otro nuevo proyecto. Esta vez mucho más relacionado con nuestra ciudad; de hecho, creo que es el primer (y puede que único) trabajo en que trato de una forma tan cercana una visión de Málaga.

El contexto es un tanto atrevido: Málaga en el futuro lejano, destrozada, devastada después de alguna guerra mundial. Intentaremos transmitir esa sensación de soledad, melancolía, tristeza y amor.

Espero lo mejor del equipo humano que se ha decidido a ayudarme con su indispensable colaboración. Un trabajo que quizá tenga menos complejidad argumental que el anterior (Aléjese del área) pero que sin embargo requiere una ambientación, una luz y un estilo sumamente difícil de conseguir.

Espero que con la creación de éste cortometraje, podamos añadir una piedra más en la futura tumba de la guerra, la lacra de nuestra época.

PLAN DE TRABAJO:

Un poco más enrevesado que lo habitual, puesto que la propia historia del corto nos obliga a tener algunas partes rodadas antes de indagar en otras partes del guión técnico.

27/2/2010 Proposición a Alicia Saleh, Sergio Ocón y Lorena Blaze del protagonismo del cortometraje.

Tengo que añadir que en un principio pensé en contar con la genial Eva Gamallo para el papel de NILA, pero estando de viaje por la India le era totalemente imposible, así que desgraciadamente tuvimos que prescindir de su trabajo.
11/3/2010 Finaliza la escritura y corrección del guión.

16/3/2010 Búsqueda y fotografía de localizaciones.

28/3/2010 Búsqueda y fotografía de localizaciones.

He de decir que para este corto hemos recorrido las peores calles de Málaga, los sitios más abandonados y más destruídos. Al equipo le pasó una cosa curiosa, me contaban que durante todos esos días, iban por la ciudad y cuando veían algo roto o viejo pensaban en posibles escenarios para el corto.
29/3/2010 Finaliza la creación del storyboard (escenas 1, 2, 3 y 6).

4/4/2010 Ensayo con Alicia Saleh.

7/4/2010 Grabación de voz y efectos visuales con Sergio Ocón.

10/4/2010 Primer día de rodaje (escenas 2 y 3).

11/4/2010 Primer día de rodaje (escenas 1 y 6).

Ese mismo domingo estuvimos rodando al mismo tiempo que Jon Rivero (La atmósfera de la luna) y casi en los mismos sitios, por las calles del centro. No nos encontramos de casualidad.

15/4/2010 Ensayo de caracterización e interpretación con Lorena Blaze (androide). Repaso al guión técnico (escena 4).

21/4/2010 Ensayo de iluminación de escenas 4 y 5. Segundo ensayo con Alicia Saleh.

23/4/2010 Compra de catering y algunos elementos finales. Recogida de los lienzos de Kora.

El viernes 23 por la mañana compramos las lentillas blancas que darían a Blasphemia un aspecto mucho más inhumano. Por cierto tengo que añadir que la óptica me hizo buena rebaja ya que sabían que les había incluído en los créditos de “Aléjese del área” y que un día antes se había proyectado en el Festival de Málaga.

El trabajo de arte de Ray Moral me sorprendió muchísimo, cómo de la nada y con sus herramientas podía sacar adelante cualquier idea, diseño, concepción. Estoy muy contento de su inestimable colaboración y me ha demostrado que no sólo es buen director (Deseos_) sino un buen director de arte. Prueba de ello son nuestras anécdotas y horas sin dormir buscando los objetos perfectos.

24/4/2010 Rodaje de las escenas 4 y 5.

El sábado 24 a las siete de la mañana estábamos atrezzando el lugar del rodaje. Creíamos que necesitaríamos dos días para la grabación, sin embargo nos bastó uno solo debido al buen ritmo de trabajo. Es extraño eso en mi, ya que mi experiencia siempre me ha llevado a usar más tiempo de la cuenta, incluso varias semanas.
Sólo nos vimos interrumpidos por una mini procesión post-semana santa que molestó con sus tambores durante media hora.

30/5/2010 Rodaje con Victoria Rosado. Fin de rodaje.
La hija del actor Félix Rosado se ofreció para grabar unos pocos segundos que me faltaban para la escena del flashback. Un domingo tranquilo, agradable, sólos ellos, yo y la cámara en el parque.

Junio 2010. Edito el cortometraje, como hay poco tiempo para poder entregarlo al profesorado del Ciclo Superior como trabajo de fin de ciclo, hacemos turnos intensivos de montaje.

[<]